Mi nombre es Dulcinea (antes de acostarme)

Amparo vive recluida en una residencia psiquiátrica, confundiendo realidad y ficción. Desde muy niña su padre le leía el Quijote antes de dormir y ella se obsesiona y asume a Dulcinea como algo real contándonos su realidad-ficción. Con ella vemos a un compañero de la residencia que es su caballero andante enamorado de Amparo y ayudándola en esos momentos de crisis refugiándola entre sus brazos. Aunque se comunican parece que cada uno vive en su mundo. Este personaje protéico asume varios personajes que enriquecen la situación dramática de Amparo y nos ayuda a concebir la soledad que vive este tipo de enfermos.

Acompañado por un chelo de varias piezas de J.S. Bach y vídeo-proyección puntuales, vamos recreando esta historia y viendo la soledad en que viven estos personajes,  adormecidos por los fármacos que los tranquilizan pero a su vez anulan su verdadero yo.

Dossier   

Imágenes en Palacio Viana

Vídeo promocional. Versión reducida

Vídeo promocional. Versión extendida para teatro

Vídeo promo «Mi nombre es Dulcinea (antes de acostarme)»