Divorciadas, evangélicas y vegetarianas

El autor nos presenta a tres mujeres vinculadas por solidaridades oscuras. La soledad y el terror propician la sonoridad, secuencia en clave de humor desgarrado.

Este pintoresco trío de mujeres presentan algo en común en sus vidas: maltrato.

De muy diferentes formas han sido denostado y vulnerado derechos tan necesarios en la convivencia con sus parejas, el respeto y la integridad. Pero no estamos ante una tragedia o drama de cara al espectador, estos conceptos están muy bien plasmados de forma ácida y crítica, pues vemos como ellas se solidarizan unas con otras en beneficio propio. Sin hacerse daño, pero aprovechándose de las soledades y el terror que viven en cada una de sus historias.

Dossier   

Imágenes de la representación

Vídeo promocional